sábado, mayo 21, 2022

Población mundial por generación, 1950-2100,%.

Methodology note

Nota metodológica: La serie anterior muestra la evolución de las proporciones de las generaciones vivas actuales sobre la población total. La serie se elaboró utilizando datos de la población mundial total, (ambos sexos combinados) por edad, región, subregión y país, anualmente para 1950-2100 (miles) de World Population Prospects 2019. Las generaciones se definen por el período en el que su nacieron individuos. La diferencia entre un año y los años límite que definen las generaciones proporciona diferentes grupos de edad, que pueden agregarse según el período de cada generación. Estas agregaciones sobre la población total proporcionan la participación de las generaciones a lo largo del tiempo.

Investigadores españoles apoyan experiencias intergeneracionales como mecanismo para combatir la soledad en las personas

Un grupo de investigadores y docentes pertenecientes a Departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Facultad de Educación de Bilbao, de la Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea, analizaron la importancia de las experiencias generacionales para combatir la soledad tanto en jóvenes como adultos dentro de la población.

 

Entre los hallazgos, los académicos afirman que dada la creciente longevidad en las personas y la cada vez mayor vitalidad en las personas mayores, el activo social mundial se amplía, así como el foco en la evolución de la estructura familiar. Lo cual deriva en un modelo de integración social natural, considerando la familia como la estructura social básica.

 

Según los investigadores, si a ello se añade el componente migratorio, y con ello la perdida del vinculo de familia extendida, sentimientos de soledad y aislamiento aparecen especialmente entre jóvenes y personas mayores, perdiendo el sentido de pertenencia en este camino.

 

Organizaciones Intergeneracionales

Dado lo anterior, nuevas experiencias y organizaciones intergeneracionales fueron una respuesta creciente, según señalan los investigadores. De este modo, en “estos espacios compartidos las diferentes generaciones se relacionan entre sí para reforzar los lazos sociales y fomentar una comunicación positiva que fomente la memoria compartida y la solidaridad. A través de estas experiencias intergeneracionales se posibilita la creación de sociedades igualitarias y abiertas para todas las edades. Es decir, las experiencias intergeneracionales sirven como puente entre diferentes generaciones y brindan beneficios individuales y sociales” afirman los investigadores españoles

Algunos ejemplos de estas iniciativas que ofrecen cursos asi como actividades en Europa son:

 

Innovative education in the field of intergenerational cooperation support.

Investigadores de la Universidad de Colonia descubren un mecanismo común para la longevidad

Investigadores del Instituto Max Planck de Biología del Envejecimiento y el Grupo de Investigación CECAD para la Excelencia en el Envejecimiento de la Universidad de Colonia descubrieron el metabolismo del folato que ayudaría a una mayor longevidad y una mejor salud durante el envejecimiento.

A través de la investigación sobre las vías de señalización celular que regulan la vida útil de un organismo, los investigadores alteraron estas vías, obteniendo una mayor longevidad en los organismos intervenidos.

En el caso de investigadores de la Universidad de Colonia, estudiaron los mecanismos y vías del gusano intestinal, el gusano redondo Caenorhabditis elegans. “Estudiamos los productos metabólicos de varias líneas de gusanos de larga vida. Nuestros análisis revelaron que, entre otras cosas, observamos cambios claros en los metabolitos y enzimas del ciclo del folato en todas las líneas de gusanos. Dado que el metabolismo del folato juega un papel importante. papel en la salud humana, queríamos desarrollar aún más su papel en la longevidad “, dijo Andrea Annibal, autora principal del estudio.

Para comprender el trabajo de los científicos alemanes, es necesario explicar qué es un folato. Estos elementos son vitaminas necesarias para la síntesis de aminoácidos y nucleótidos, los componentes básicos de nuestras proteínas y ADN. “Redujimos la actividad de enzimas específicas para el metabolismo del folato en los gusanos. Curiosamente, el resultado fue un aumento en la vida útil de hasta un 30 por ciento”, dijo Annibal. “También vimos que en las razas de ratones de larga vida, el metabolismo del folato se reduce de manera similar. Por lo tanto, la regulación del metabolismo del folato puede ser la base no solo de las diversas vías de señalización de la longevidad en los gusanos, sino también en los mamíferos”.

“Estamos muy entusiasmados con estos hallazgos porque revelan la regulación del metabolismo del folato como un mecanismo común compartido que afecta a varias vías de longevidad diferentes y se conserva en la evolución”, agrega Adam Antebi, director del Instituto Max Planck de Biología del Envejecimiento. “Por lo tanto, la manipulación precisa del metabolismo del folato puede brindar una nueva posibilidad para mejorar enormemente la salud humana durante el envejecimiento”. En experimentos futuros, el grupo tiene como objetivo descubrir el mecanismo por el cual el metabolismo del folato afecta la longevidad.

Revisa el artículo original
https://phys.org/news/2021-06-convergent-mechanism-aging.html

La Economía del Cuidado

Los cambios estructurales de la composición de la población imponen nuevos desafíos a las sociedades y se suman a los que ya existen con las estructuras de población tradicionales. El cambio estructural de la población muestra que, a medida que vivimos más tiempo, sumado a tasas de reproducción más bajas, las pirámides de población habituales adquieren forma de caja. La diferencia de área entre la caja y la pirámide representa nuevos grupos de población en la parte superior de la escala de edad. Estos grupos y sus interconexiones con el resto de grupos etarios imponen desafíos de infraestructura, institucional y de capital humano. Las sociedades deben enfrentar estos desafíos y desarrollar soluciones sociales y privadas que promuevan comunidades integradas intergeneracionales.

La economía del cuidado se refiere a los elementos y dinámicas de la demanda y oferta del trabajo, bienes y servicios asociados a la economía del cuidado. Esto último implica trabajo de cuidado formal e informal. La Organización Internacional del Trabajo destaca que las actividades involucradas se superponen entre sí, ya que hay actividades de cuidado tanto directas como indirectas. Las directas incluyen actividades personales y relacionales, como el cuidado de niños o enfermos, y las indirectas incluyen deberes relacionados, por ejemplo, con la limpieza y / o la cocina.

La economía del cuidado tiene un componente generacional importante, ya que se dirige específicamente a las personas mayores y los niños, además de las personas discapacitadas y/o discapacitadas y enfermas de todas las edades.

El objetivo es actualizar y ampliar las opciones de estos grupos de la población para satisfacer sus preferencias. Alcanzar este objetivo requiere el fortalecimiento del tejido social y sus interconexiones entre diferentes generaciones.

Desafíos actuales de la economía del cuidado:

  • El envejecimiento de la población y la correspondiente presión sobre los sistemas de pensiones.
  • Condiciones actuales de salud mental de la población, demandando servicios de salud mental.
  • Tremenda informalidad y trabajos mal remunerados y/o no remunerados, y muchas veces subestimados y/o no reconocidos.
  • Sesgo de género femenino de la fuerza laboral del cuidado formal e informal.
  • Sesgo de información de los productos de ayuda.
  • Infraestructura deficitaria de ciudades.
  • Falta de capital humano adecuado en el sector asistencial.
  • Falta de redes de apoyo de los grupos de población demandantes de atención.
  • Falta de políticas públicas dirigidas a las discapacidades, por lo que los presupuestos son inestables.
  • Falta de recolección de datos sobre los grupos objetivo de la economía del cuidado.
  • Falta de estandarización y definición sectorial de la economía del cuidado.

Nuestro centro realiza investigación y desarrollo de datos sobre temas intergeneracionales, como los señalados en nuestra misión. Entre otros, estilo de vida, habilidades, ingresos, empleo, comportamientos de consumo y ahorro, y adopción de tecnología y reciclaje. El ISRCenter propone intervenciones específicas y políticas públicas basadas en evidencias que promuevan sociedades integradas intergeneracionalmente como los programas de tutorías intergeneracionales y los bancos digitales de memorias. Al mismo tiempo, contribuye a generar conciencia sobre la necesidad de cambiar las percepciones de las sociedades sobre las personas mayores, destacando su papel como miembros activos de sus comunidades e instituciones, y participantes activos y consumidores de las economías. Aunque quizás de forma más sutil, también existen percepciones erróneas de las generaciones mayores con respecto a las más jóvenes. Este centro proporciona una plataforma para mantener abiertos los diálogos intergeneracionales, alimentando el debate público con evidencia, datos y desafiando algunos de los enfoques predominantes.

Con respecto a la economía del cuidado, el ISRCenter está trabajando para producir informes de políticas que propongan intervenciones de políticas específicas que aborden algunos de los desafíos mencionados e incluyen lo siguiente:

  • Ampliar la cantidad y mejorar la calidad de la oferta de profesionales asistenciales. Requiere más esfuerzos de investigación para revisar socioeconómicamente las condiciones actuales y estimar las necesidades futuras de los recursos involucrados. 
  • Uso de la tecnología disponible. Por ejemplo:
    • Actualizar la capacitación, incluyendo capacitación en AR y VR para mejorar la empatía y las habilidades sociales. Una mejor formación mejora la productividad de los cuidadores y, por tanto, su salario. 
    • Telemedicina. Requiere el reconocimiento y garantía de un acceso a internet de calidad como necesidad básica y alfabetización digital universal. 
    • Desarrollar aplicaciones digitales que permitan y promuevan específicamente conexiones intergeneracionales duraderas.
  • Implementación y facilitación de alianzas público-privadas para brindar esquemas de vivienda social e infraestructura pública para mejorar las ciudades inclusivas que permitan e inviten especialmente a las conexiones intergeneracionales. 
  • Alianzas público-privadas para brindar programas de entretenimiento educativo con el objetivo de impulsar y fortalecer las conexiones intergeneracionales. 
  • Implementar un enfoque objetivo específico en el componente informal de la economía del cuidado para ampliar en consecuencia su capacitación y certificación formal. 
  • Desarrollar la estandarización y la regulación correspondiente sobre los bienes y servicios prestados dentro de la economía del cuidado. 
  • Implementar mecanismos de medidas piloto para evaluar cuantitativa y cualitativamente el lado de la oferta de la economía del cuidado a nivel de los sectores productivos.

La Convención Constituyente y los Adultos Mayores en Chile: un elefante en el palacio

Con mucha esperanza y algo de temor, Chile entra en la etapa central del proceso constituyente que tiene por objetivo redactar una propuesta de una nueva constitución política para el país. La constitución política de la República es un contrato social en sí intergeneracional. Este gran acuerdo debe considerar los intereses de toda la población, y plasmar los de la mayoría respetando a las minorías. 

La vigencia promedio de las constituciones en democracias, es de 21 años (Ginsburg et al. 2009). Chile, incluyendo el periodo inicial de experimentación (1810-1830), tiene un promedio de 27 años, y si no lo incluimos, un promedio de 49 años. De acuerdo a estos datos, sería posible estimar que la nueva constitución podría regir al país hasta por lo menos el periodo entre 2043 y 2049, e incluso hasta el 2071. Veamos entonces que nos depara la demografía para las próximas cinco décadas.

El cambio estructural de la distribución etaria de la población refleja una mayor esperanza de vida y menor tasa de natalidad, lo que produce una transición de una estructura del tipo pirámide a una del tipo caja. La diferencia en área entre las formas de caja y de pirámide, representa la expansión del grupo etario en la parte superior de la escala de edad. Este cambio demográfico impone desafíos institucionales, estructurales y de capital humano.

De acuerdo al SENAMA, la ley No. 19.828 define como adulto a mayor (AM) a toda persona que ha cumplido los 60 años. Los gráficos a continuación realizados por el Centro de Investigación Socioeconómica Intergeneracional (ISRCenter) muestran las proporciones de personas mayores de 60 (AM) y 80 años sobre la población total. Las líneas rojas indican las décadas de 2020 a 2070 y los  porcentajes correspondientes al inicio de cada una. En 2020, el grupo etario de personas mayores de 60, representa un 17.3% de la población total del país. Para el 2040, representará un 27.9% agregando diez puntos porcentuales, y el 2060 más del doble del actual porcentaje, alcanzando un 35.4%. 

Por su parte, el grupo compuesto por personas mayores de 80 años verá duplicado su porcentaje sobre  la población total en la próxima década. Representará más de tres veces el actual porcentaje para el 2050 y más de cuatro veces para el 2070.

Cabe señalar que los AM en el 2050 serán personas que nacieron antes de 1990, es decir, los AM en el 2050 serán mayoritariamente “milenials”, i.e. generación Y. La mayoría de los Convencionales Constituyentes (CC) pertenece a la misma generación, o a la X.   

El CC promedio tiene 45 años, y por lo tanto pertenece a la generación X. ¿Cuántos años tendrá este convencional constituyente promedio en 21 años (vigencia mínima esperada de la nueva constitución)? Precisamente, 66 años. Me pregunto si el silencio hasta el momento respecto del envejecimiento y los AM es consciente o intencional, o no. 

Los niños fueron mencionados en el discurso inaugural. Dicha mención fue reconocida y valorada ampliamente. Concuerdo. Según la UNICEF, se define como niños a las personas menores de 18 años, a menos que leyes relevantes reconozcan una mayoría de edad más tempranamente. Naciones Unidas, define juventud como el grupo compuesto por personas entre los 15 y 24 años de edad, diferenciando entre adolescentes (13-19) y adultos jóvenes (20-24), para propósitos estadísticos. Por lo tanto, se entiende que una clasificación más específica de niñez incluye a aquellas personas menores de 15 años. Chile considera la mayoría de edad a los 18 años y define la primera infancia como el periodo que abarca hasta los 6 años de edad. Las personas que hoy son menores de 18 años, son aquellas que nacieron desde el 2003 en adelante. Una minoría vulnerable de este grupo son aquellos que dependen del SENAME, y muchos de sus derechos han sido vulnerados. Este grupo etario, hoy menor de 18 años, en el 2068 será AM o estará pronto a serlo, y probablemente la esperanza de vida para ese entonces será mayor a la actual. Entonces, ¿qué recursos e instituciones necesitamos para que los niños de hoy, especialmente aquellos que no tuvieron una infancia deseada, tengan una vejez digna? Una respuesta apropiada a esta interrogante requiere ciencia y acuerdos. 

En Chile, en medio de un proceso para elaborar una nueva constitución, que regirá al país por los próximos 30 años (2051), la CC debe discutir al respecto e intentar producir una hoja de ruta que progresivamente encamine al país a poder proveer una vejez digna. Esto implica conversar y analizar medidas impopulares, pero certeras, como una mayor tasa de cotización, mayor edad de retiro y periodo de trabajo mínimo para poder jubilar, además requiere discusiones en torno a la política industrial y medidas que puedan generar y sostener un mercado laboral que ofrezca mejores salarios. 

También, es recomendable estudiar y discutir respecto de la economía plateada, y la economía del cuidado, ya que ambas tienen un fuerte componente generacional y son parte fundamental de las agendas nacionales de todos los países cuya población está envejeciendo a tasas similares o mayores a la Chilena. Porque los niños y jóvenes de hoy en Chile, pronto serán los adultos y adultos mayores en un  país que requiere hoy una acción más proactiva al respecto.

Los desafíos que enfrenta Chile son de alta complejidad y de largo plazo. A pesar de ello, el sentimiento imperante en la población (me incluyo) es de esperanza. He ahí el peso de la CC y de las elecciones que vienen, pues con nuestro voto, depositamos nuestra esperanza en nuestros representantes y los investimos con la responsabilidad de tener que responder al interés de la mayoría respetando a las minorías. Esto involucra discusiones y acuerdos en cuanto a las instituciones y recursos que serán necesarios para enfrentar los desafíos actuales y futuros, y generar una sustentabilidad de acuerdo a la evolución del ser humano. ¿Seremos capaces de honrar dicha esperanza? 

El componente intergeneracional capaz de afrontar la violencia

En los últimos años hemos visto muchos ejemplos de descontento de la población y protestas correspondientes. En primer lugar, la expresión de descontento es un elemento requerido como mecanismo de alerta que indica aquellos componentes que no están funcionando adecuadamente para mejorar el nivel de vida de la población. Dicha dinámica implica derechos y deberes. Luego, el sistema político y las instituciones correspondientes recolectan la información que brinda el mecanismo de alerta que representa la protesta y traducen los problemas identificados en propuestas de soluciones institucionales.

Muchas de las protestas que hemos visto en todo el mundo en los últimos tiempos incluyen un alto grado de violencia. Es precisamente la violencia lo opuesto a la paz. La razón por la que las sociedades deciden mantener un arreglo político particular implica la preferencia de las sociedades por vivir en paz. Paz, lo opuesto a la violencia. Entonces, como mecanismo de alerta, la protesta violenta no solo indica que algo no está funcionando, sino que algunas o muchas cosas están sostenidamente mal en términos pragmáticos. En términos normativos, esto no significa que la violencia, como consecuencia de algunas reglas inadecuadas implementadas, deba permitirse y / o tolerarse. Vivir en paz requiere de derechos y deberes. Entonces, al protestar, a pesar del enojo que provoca la injusticia denunciada, debemos cumplir determinadas reglas que apoyen las acciones pacíficas y sancionen las violentas.

La preferencia de una sociedad por vivir en paz se refleja en sus instituciones, tanto formales como informales. Y estas son responsables de hacer cumplir las reglas que permiten que una sociedad así viva en paz. Las instituciones son difíciles de cambiar. Esto se debe a que tienen rendimientos crecientes. Por lo tanto, los mecanismos de alerta son necesarios para señalar cuándo se exige a las instituciones que cambien o se adecuen a escenarios actualizados. Lograr eso es al menos un desafío porque, por un lado, algunos de los estratos institucionales están siendo cuestionados y, al mismo tiempo, algunos del mismo conjunto institucional deben enfrentar la impopular tarea de implementar los mecanismos de aplicación necesarios para tratar de abordar la violencia. Éste es el caso de las instituciones formales e informales.

De esta manera, las acciones de la gente común y los mecanismos institucionales formales intentan abordar la violencia de diversas formas. Entre aquellas acciones que pueden apuntar eficazmente a abordar la violencia, cabe destacar la desaprobación explícita de las generaciones mayores cuando se encuentran con la violencia ejecutada por las generaciones más jóvenes. Qué diferencia puede hacer al abordar la violencia el combinar instituciones sólidas y la franca desaprobación de las generaciones mayores. No solo en el contexto y el tiempo específicos, sino también en las perspectivas futuras de los jóvenes que actúan violentamente hoy. Los disturbios en Chile en 2019-2020 y en los Países Bajos en 2021 brindan ejemplos para analizar los comportamientos de las diferentes generaciones y los desempeños institucionales en torno a la violencia. Aunque se pueden identificar acciones similares en ambos casos, la desaprobación de la violencia como un método válido de protesta por parte de las instituciones neerlandesas y de las generaciones mayores fue más efectiva que en el caso chileno. Por lo tanto, aunque las causas del descontento social difieren, los resultados relacionados con el abordaje de la violencia fueron dramáticamente diferentes. En los Países Bajos, las personas detectadas en actos violentos fueron castigadas formalmente y condenadas socialmente. Desafortunadamente en Chile, aunque muchos fueron castigados formalmente, las condenas sociales e institucionales de la violencia fueron al menos confusas. Vale recordar la vergonzosa escena en la que jóvenes con el rostro tapado llamados “la primera fila” (de los violentos mítines) ingresaron como héroes al edificio del ex-congreso chileno en medio de una conferencia internacional sobre derechos humanos que los aplaudió. Finalmente, la aprobación explícita y / o la tolerancia ciega de la violencia no solo nos colocan como cómplices pasivos, sino que conducen a círculos viciosos que ponen en riesgo escaladas de populismo y violencia.

Realmente se puede tener algún tipo de ilusión en este tipo de iniciativas en países que no tienen ningún control industrial de su mercado laboral? El futuro del trabajo, es la precarización, paso a paso

No sé si algún tipo de ilusión, sí sé que las recomendaciones de política requieren datos. Organizaciones como la OECD están haciendo un esfuerzo por complementar sus datos reales con datos de percepción. Un elemento importante para progresar es el manejo de datos y su transparencia, y mientras + datos se tenga sobre un país, más comprehensivas, asertivas y sustentadas pueden ser las recomendaciones de política, y por ende pueden tener más peso al momento de decidir si implementarlas o rechazarlas.    

Mentoría, propósito laboral y aprendizaje intergeneracional

Mentoría, propósito laboral y aprendizaje intergeneracional

Los neerlandeses emplean la misma palabra para referirse al aprendizaje y la enseñanza. Tiene sentido ya que es innegable que cuando se enseña, una persona también aprende, y cuando se aprende, también enseña, al menos proporcionando la experiencia práctica al profesor. Por tanto, se trata de servir y ser servido al mismo tiempo.

 

El campo de la educación está atravesando una transición para adaptarse y hacer frente a los desafíos actuales y futuros del mercado laboral. La formación formal se concentra en las primeras etapas del curso de la vida, pero sus proyecciones muestran un camino formativo más distribuido y continuo a lo largo de todo el curso de la vida. Esta idea también está alineada con la educación combinada y los enfoques de aprendizaje basados ​​en problemas y los programas de capacitación continua. Y estos requirieron más relaciones colegiales en el trabajo para complementar la formación formal específica y general.

 

La tutoría es un elemento fundamental a la hora de evaluar el significado y el propósito de muchos trabajos. Según Homero en la Odisea, Mentor era amigo de Ulises y maestro y consejero de su hijo Telémaco. Posteriormente la RAE define la palabra mentor como consejero y guía, maestro o padrino. Hoy en día, el concepto está ganando peso y se está notando como una buena práctica dentro del mercado laboral y las empresas. La mentoría implica la transferencia efectiva de conocimientos y lecciones aprendidas de experiencias anteriores, y la convergencia del aprendizaje intergeneracional para perseguir avances en los campos respectivos.

 

Homero nos cuenta en la Odisea que Méntor fue amigo de Ulises, y maestro y consejero de su hijo Telémaco. De ese nombre propio, ya en el siglo XVIII, derivó el común mentor/mentora, sustantivo que la RAE define como consejero y guía, pero también maestro y padrino. En el siglo XXI, aunque se practica también por algunos mercenarios –y no pocos advenedizos–, el mentoring quiere aparecer como una respetada/reputada y bien pagada profesión donde el conocimiento y la experiencia del mentor se conjugan para ayudar a todos aquellos que, neófitos, persiguen objetivos concretos en cualesquiera ámbitos, desde la política y las artes al mundo del deporte o, especialmente, al universo de los negocios y las empresas. (https://ethic.es/2021/03/mentores-y-caciques/)

 

Junto con la práctica de prueba y error, los mentores constituyen un componente fundamental del aprendizaje efectivo. Y el ejercicio de mentoría proporciona el espacio para mejorar las relaciones intergeneracionales y promover el conocimiento y el desarrollo sostenible en todos los sectores productivos. Por último, pero no menos importante, la práctica de la mentoría también genera externalidades positivas o efectos secundarios positivos a nivel individual y comunitario, como mejor salud y cohesión y capital y social.

 

La discriminación por edad es la mayor barrera de oportunidades de Australia

Senior woman sitting in a line for a job interview among much younger applicants, vector illustration, EPS 8
Mientras los australianos adultos mayores todavía procesan el consejo del tesorero Josh Frydenberg para aprender nuevas habilidades y retrasar la jubilación, un nuevo informe se suma a la creciente evidencia de una crisis de discriminación por edad en Australia.

Por Euan Black

Editor  de Finanzas THE NEW DAILY AUSTRALIA

La encuesta realizada por la aplicacion de redes profesionales LinkedIn a 1025 australianos reveló que poco menos de uno de cada dos baby boomers (44 %) cree que su edad es la razón principal por la que los empleadores rechazan sus solicitudes de empleo.

 

Los preocupantes hallazgos se suman a varios informes recientes que muestran que los empleadores caracterizaron a los trabajadores mayores como lentos e incapaces de adaptarse a las nuevas tecnologías.

 

De hecho, el economista de APAC, Callam Pickering, dijo que tal estigmatización significaba malas noticias para toda la fuerza laboral. “Ponerle un valor monetario es difícil … pero hablando de manera más amplia, la investigación muestra consistentemente que hay un gran valor en emplear a personas de una amplia gama de orígenes y experiencias”, mencionó Pickering a The New Daily.

 

“Sabemos que los equipos diversos tienden a ser mejores en la resolución de problemas y también tienden a ser más rentables”.Por lo tanto, discriminar a ciertos grupos de trabajadores es malo para los negocios, añadió Pickering.

 

Pero esto no ha impedido que los empleadores australianos rechacen a los trabajadores por motivos de edad.

 

Principales barreras a la “oportunidad”

 

Edad (25 por ciento)

Situación financiera (24 por ciento)

Mercado de trabajo difícil (21 por ciento).

 

La Comisión de Derechos Humanos de Australia descubrió en una encuesta de 2015 que el 27% de los australianos mayores se habían enfrentado a la discriminación en el lugar de trabajo, a menudo durante el proceso de contratación. En consecuencia, un tercio de ese grupo se jubiló anticipadamente.

 

La comisión mencionó que las empresas habitualmente miraban más allá del mérito y asumían que los australianos mayores eran menos conocedores de la tecnología y tendrían dificultades para adaptarse a su cultura corporativa.

 

“Nunca sentí mi edad hasta que tuve que buscar trabajo”, dijo un australiano mayor a la comisión.

“A menudo recibo comentarios después de las entrevistas de que tengo ‘demasiada experiencia’, lo que sin duda es un código de discriminación por edad“, comentó otro.

 

Pickering por su parte añadió que el fuerte crecimiento en los trabajos de servicios de alta tecnología, en relación con los sectores tradicionales como la manufactura, podría estar agravando el problema.

 

“Otro factor importante es simplemente que podrían estar menos dispuestos a invertir en un trabajador mayor porque asumen que ese trabajador se jubilará más temprano que tarde”, dijo Pickering.

 

“Entonces, si pueden elegir entre un empleado de 30 años que podría quedarse por 15 o 20 años, en lugar de uno de 55 años que podría quedarse cinco años, es posible que prefieran a ese trabajador más joven”.

 

Pickering mencionó que la lógica que sustenta este argumento era “problemática” ya que podría usarse para justificar la contratación de hombres en lugar de mujeres, sobre la base de que las mujeres pueden tomarse un tiempo libre para tener hijos.

 

El tesorero Josh Frydenberg causó revuelo en noviembre cuando dijo que los australianos mayores deberían aprender nuevas habilidades.

 

La encuesta de LinkedIn se produce pocos meses después de que Frydenberg ofendiera a grandes franjas de australianos mayores al decirles que debían aprender nuevas habilidades y retrasar la jubilación, ya que el envejecimiento de la población de Australia ejercía presión sobre el presupuesto.

 

El economista independiente,  Dr. Jim Stanford, que dirige el Centro para el Trabajo Futuro del Instituto de Australia, dijo a The New Daily en ese momento que los comentarios de Frydenberg no entendieron el punto, ya que la economía ya padecía una escasez de puestos de trabajo.

 

Aunque la tasa de desempleo se sitúa en solo el 5,1 por ciento, otro 8,3 por ciento trabaja menos horas de las que les gustaría.

 

“El problema que tenemos es la escasez de puestos de trabajo, no la escasez de personas para hacer los trabajos”, dijo el Dr. Stanford.

 

“Y cuando hagan eso, ayudarán a hacer espacio para los jóvenes que tienen habilidades y energía, pero que no pueden encontrar trabajo”.

 

Se necesita hacer más

 

Robert Tickner, copresidente de la campaña de defensa EveryAge Counts, dijo que los comentarios de Frydenberg se habían malinterpretado un poco.

 

Mencionó The New Daily que trabajar en la vida posterior debería ser, en última instancia, una cuestión de elección.

 

Algunos trabajadores preferirían jubilarse temprano, dijo, mientras que otros preferirían acumular más jubilación o mantenerse activamente comprometidos con sus comunidades.

 

La discriminación por edad elimina esta opción.

 

Por eso, Tickner añadió  que era necesario realizar más campañas de concienciación para abordar la discriminación por edad, algo que sugirió la Comisión de Derechos Humanos en su informe de 2016.

 

(Entre otras cosas, la comisión también recomendó que se nombrara un Ministro de Longevidad para abordar la discriminación y ayudar a los australianos mayores a seguir trabajando).

 

“Queremos que nuestros líderes políticos envíen los mensajes correctos. Pero también necesitamos que nuestros empleadores escuchen el mensaje: que no discriminarías por motivos de raza, por lo que no deberías discriminar por motivos de edad ”, dijo Tickner.

 

“Es una mala economía. Es una mala gestión de riesgos. Y es ilegal “.

Discriminación etaria un peligroso común denominador a cambiar

Cuando pensamos en la discriminación, dependiendo de la latitud y condición en la que nos encontremos, seguramente en nuestro colectivo imaginario vendrán a la memoria casos relacionados con el género, la religión y recientemente con la condición racial y color de piel. Sin ir muy atrás en el tiempo casos como el de Lloyd Floyd en Estados Unidos, o los índices de discriminación salarial entre hombres y mujeres bajo mismas funciones, son parte de una historia que lastimosamente se repite. 

 

Pese a que este tipo de discriminaciones persisten, la visibilidad de las mismas ha hecho que tanto la opinión pública, autoridades e instituciones estén alertas y tomen acciones para combatir las mismas. Y aunque hay falencias sin duda hay avances: el primero es el reconocimiento del problema y luego la disposición por solucionar y enmendar estas acciones, Pero hay, una forma de discriminación algo más silenciosa, muchas veces ignorada, pero que ineludiblemente que nos tocará a cada uno de nosotros en mayor o menor grado.

 

La discriminación etaria, o ageism, como se le conoce en inglés, es sin duda una de las discriminaciones que menos atención se le ha dado a lo largo de los años. Y son precisamente esos años los que harán que cada uno de nosotros transite de la juventud a la tercera edad, ineludiblemente sin condición de sexo, religión o raza. La vejez sin duda no discrimina, pero si es motivo de una silente pero poderosa discriminación que debe ser abordada con premura en todas las latitudes.

 

Tanto en la actualidad como en las proyecciones, las cifras de envejecimiento en el mundo superan la cifra de la población más joven (menores de 5 años de edad), tal como lo señalan los datos del portal Our world in Data realizados con base en cifras y proyecciones de Naciones Unidas. Para 2020 a nivel mundial habrá 49,77 millones de adultos mayores de 64 años más comparados con niños de 5 años. Solo en el llamado viejo mundo, Europa, en 2019 según Eurostat el 20,3 % de la población actual pertenecían a mayores de 65 años, y la proyección es que esto se incremente a un 31,3% de la UE. 27 en 2100.  

 

Si a este panorama, le añadimos los datos de las expectativas de vida a nivel mundial con un promedio de cerca 73 años; una edad media promedio de más de 30 años, y más de la mitad de la población mundial en edad laboral comprendida entre los 25 a 65 años; urge promover las acciones para lograr una mayor consciencia del valor de la población adulta de tercera y cuarta edad en la opinión pública.

 

Partiendo desde los 40’s

 

“La discriminación etaria empieza a los 40 años para las mujeres y a los 45 para los hombres” así lo mencionó la profesora de la London Business School, Lynda Gratton durante el Forum de la Longevidad en Londres en 2018. Dicho análisis complementa además lo mencionado por el Centre for Ageing Better (CfAB) en el Reino Unido, indicando que casi la mitad de las personas sobre 50 años consideran que tendrán dificultades para encontrar un trabajo solo por su edad o tendrán menos oportunidades de capacitación o ascenso dentro de la empresa.

 

Pese a que varios países que han intentado a tomar iniciativas para promover una mayor diversificación en el mercado laboral con una mayor inclusión de personas sobre 40 años a las empresas, aún los resultados no son alentadores, puesto que la discriminación etaria es silente y muchos prejuicios aún contribuyen a su persistencia.

 

Uno de los mayores desafíos para una inclusión real en el mercado laboral, es desmitificar que un “trabajador senior”, representa un costo mayor, sin observar que el mismo representa una inversión para la empresa, pues la diversidad y experiencia son valores que pueden contribuir al mismo crecimiento de la firma. Así lo señala incluso una publicación en Harvard Business Review en septiembre del 2019, donde se afirma que la diversidad es la clave para incrementar la innovación y los resultados de la empresa pues la diversidad cognitiva de las generaciones, trabajando juntas maximizará el resultado para la compañía. 

 

Pero además cifras como tasa de retención y rotación en una empresa, junto al rendimiento y compromiso de trabajadores con experiencia tanto laboral como humana, resultan beneficioso tanto en el mediano y largo plazo para la empresa y sus stakeholders.

 

Beneficio para los Estados

La (re) inclusión al mundo laboral de las personas sobre +40 además de contribuir a las firmas y a los trabajadores, es un paso que beneficia a los Estados, toda vez que cada día la tasa de envejecimiento en las sociedades se acelera, la longevidad se extiende y los beneficios propios de los fondos de pensiones se acortan.

Cambiar la discriminación etaria en el espectro de personas activas laboralmente entre 40 a 65 años, requiere una activa participación y colaboración tripartita entre organizaciones gubernamentales, empresas y ciudadanía. Implica transformar la imagen de que la experiencia que dan los años sea sinónimo de viejo, costoso, o poco innovativo. 

La sabiduría que dan los años, así como valores hoy en día tan valorados, como el análisis, habilidades blandas y de comunicación entre otras son logradas gracias a las experiencias que forjan el carácter de una persona, no importando la edad, pero que solo el tiempo enseña.

La actual pandemia ha impactado, además, en el nuevo aprendizaje de las tecnologías de la información y medios digitales para todas las generaciones, y son las generaciones con mayor edad, las que han demostrado que la tecnología no es una barrera, si no una oportunidad. 

Restringir el espacio para que trabajadores +40 vuelvan a instancias laborales con mayor facilidad, es la perdida además del aporte económico social que los mismos pueden dar por al menos 20 años más a nuestras sociedades.

Valorar el aporte de la experiencia, y entender el tiempo será inevitable para cada uno de nosotros es el primer paso para que la edad no sea motivo de discriminación en un mundo donde la sobrevalorada juventud, debe medirse por la actitud y no por los años.

 

Referencias

https://www.ft.com/content/e4141576-04eb-11e9-99df-6183d3002ee1

https://hbr.org/2019/09/the-case-for-hiring-older-workers

https://ec.europa.eu/eurostat/statistics-explained/index.php/Population_structure_and_ageing#Past_and_future_population_ageing_trends_in_the_EU

https://ourworldindata.org/life-expectancy

Un juego que potencia los lazos intergeneracionales

Con el enunciado de que crear vínculos sólidos entre generaciones es divertido, la organización canadiense Be Fit For Life lanzó recientemente un paquete descargable con juegos entre niños pequeños y sus abuelos.

 

Los juegos se pueden descargar fácilmente y están diseñados para crear una interacción activa y desarrollar lo que ellos llaman alfabetización física. Dicho concepto, implica aumentar la motivación, la confianza, la competencia física, el conocimiento y la comprensión para valorar y asumir la responsabilidad de la participación en la actividad física de por vida.

 

El folleto de actividades descargable llamado Move & Play Together contiene alrededor de 16 juegos. Muchos de ellos se pueden jugar en la modalidad de “amigo virtual”, mediante zoom o FaceTime, y requieren de poco equipamiento, ya que todos los elementos se pueden encontrar fácilmente en cualquier hogar.

 

Los lazos entre abuelos o adultos mayores y niños pequeños son el principal objetivo de estos juegos. El conjunto de juegos es útil hoy en día cuando la distancia física es un desafío y las conexiones saludables entre generaciones son constantemente necesarias.

 

Aunque esta iniciativa está asociada con el Sistema de Bibliotecas Regionales de Chinook Arch en Alberta, Canadá, está abierta a cualquier persona que quiera mejorar las relaciones entre los miembros más jóvenes y mayores de la familia.

 

Es importante señalar que el Sistema de Bibliotecas Regional Chinook Arch ha estado desarrollando diferentes actividades para personas mayores e intergeneracionales durante los últimos dos años.

 

Para descargar el folleto con los juegos, que viene en idioma en inglés haga clic aquí https://d10k7k7mywg42z.cloudfront.net/assets/60357f1c76ed7f1171028631/Move___Play_Together_2021.pdf